Nuestro pequeño camino comienza en uno de los núcleos de la parroquia de Sabugueira: Lavacolla (Km 10,5). Tras una curva cerrada pasamos junto a la parroquia de San Pelayo, que luce inscrito el año de su construcción: 1840. Seguidamente cruzamos la N-634A y cogemos el desvío a Villamaior. En apenas cien metros cruzamos el río Sionlla, cubierto de ovas y conocido como arroyo de Lavacolla, lugar donde los peregrinos se despojaban de sus sucias vestimentas y se lavaban en vistas de su próxima llegada a Santiago (Km 10).
Por pista asfaltada iniciamos una cómoda subida que finalizará en el esperado Monte do Gozo, una pequeña elevación desde la cual los peregrinos tenían, por vez primera, la lejana visión de las torres de la catedral de Santiago, de ahí el topónimo con el que se conoce este lugar.






Retomamos el Camino, dejando a un lado el acceso a la cafetería y los comedores, y bajamos hasta un tramo de escaleras. Acto seguido salvamos por un puente la autovía y las vías y progresamos de frente por la prolongada rúa San Lázaro (Km 3,3), donde se encuentran el Palacio de Congresos y Exposiciones de Galicia y el albergue de peregrinos San Lázaro. Enlazamos con la rúa do Valiño (Km 2,3) y continuamos de frente por la rúa das Fontiñas y rúa dos Concheiros, donde cruzamos la avenida de Lugo.
Después la rúa de San Pedro (Km 1), que finaliza en el cruce con semáforos de la rúa de Aller Ulloa. Por el lugar donde se encontraba la Porta do Camiño entramos en el casco histórico por la rúa das Casas Reais, que sube hasta la praza de Cervantes.
Una recta por la rúa da Acibechería nos traslada a la Praza da Inmaculada, donde se localiza el monasterio de San Martín Pinario. Finalmente entramos bajo el Arco del Palacio por un pasadizo, donde se reúnen a tocar los músicos callejeros, para acceder a la Plaza del Obradoiro, donde la aventura termina.

DSCN3708.JPG


Para una correcta visualización del trayecto. lo que fue "noso camiño de Santiago", os dejamos el mapa elaborado por nuestro amigo y profesor de Matemáticas Xosé Eixo, a quien tanto tenemos que agradecer.


Ver Lugares destacados: Con Mirada Matemática en un mapa más grande